Sobre la LOPD – Ley Orgánica de protección de datos.

   El derecho a la protección de datos personales es un derecho fundamental de todas las personas que se traduce en la potestad de control sobre el uso que se hace de sus datos personales. Este control permite evitar que, a través del tratamiento de nuestros datos, se pueda llegar a disponer de información sobre nosotros que afecte a nuestra intimidad y demás derechos fundamentales y libertades públicas.

   Todo esto viene garantizado en origen en el artículo 18 de la constitución española remitiendo a la legislación vigente que en este caso a fecha de hoy es la LOPD.

Artículo 18

  1. Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.
  2. El domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin consentimiento del titular o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito.
  3. Se garantiza el secreto de las comunicaciones y, en especial, de las postales, telegráficas y telefónicas, salvo resolución judicial.
  4. La ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos.

Y en el Artículo 1 de la LOPD podemos ver el objeto de esta:

Artículo 1. Objeto.

   La presente Ley Orgánica tiene por objeto garantizar y proteger, en lo que concierne al tratamiento de los datos personales, las libertades públicas y los derechos fundamentales de las personas físicas, y especialmente de su honor e intimidad personal y familiar.

   Esta ley obliga a todas las personas, empresas y organismos, tanto privados como públicos que dispongan de datos de carácter personal a cumplir una serie de requisitos y aplicar determinadas medidas de seguridad en función del tipo de datos que posean.

A grandes rasgos estas obligaciones legales fundamentales son:

   Decir también que existe un régimen sancionador que podemos revisar en el Título VII de la ley:

   Las sanciones previstas en la LOPD para las infracciones por acción u omisión son muy elevadas. Por ejemplo, una falta “leve” como no declarar un fichero, es de 900 € a 40.000€. Pueden llegar hasta los 600.000 € en el caso de una cesión de datos sin consentimiento considerando esta infracción como muy grave.

   Con respecto a las infracciones sancionables se ha dispuesto unos plazos de prescripción que se estipulan en tres años para las infracciones muy graves, dos años para las graves y 1 único año para las leves.

  Por último os dejo la disposición transitoria primera por la que se acuerda que la AEPD o Agencia Española de Protección de Datos es el organismo competente en esta materia.

Disposición transitoria primera. Tratamientos creados por Convenios internacionales.

   La Agencia de Protección de Datos será el organismo competente para la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos de carácter personal respecto de los tratamientos establecidos en cualquier Convenio Internacional del que sea parte España que atribuya a una autoridad nacional de control esta competencia, mientras no se cree una autoridad diferente para este cometido en desarrollo del Convenio.

Podéis bajar la LOPD en pdf pinchando aquí.

¿Realmente ésta ley funciona? ¿El organismo competente en la materia actúa? ¿Existe ese intercambio impune de datos personales entre multinacionales y grandes empresas?

Esperamos vuestros comentarios. Un saludo.

Alex G.

curso-lopd

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s